Ir a…
RSS Feed

Invertir en Argentina

El mercado de capitales ofrece la posibilidad de acceder a múltiples alternativas de inversión para los distintos perfiles de riesgo y clases de inversores. La amplia gama de instrumentos disponibles se puede discriminar entre los de renta variable y los de renta fija.

Los instrumentos de renta variable son aquellos en los cuales al momento de la inversión inicial se desconocen los fondos que se obtendrán a cambio, ya que dependerán de la evolución de la empresa, su precio en el mercado y el contexto económico y financiero, entre otros factores. Ejemplos de esta clase de instrumentos son las acciones y los cedeares.

Los instrumentos de renta fija son una inversión en la cual los términos y condiciones de la emisión se conocen desde un comienzo. Es decir, al momento de adquirir el título, el inversor conoce las fechas en que le será devuelto el capital (pagos de amortización), qué interés le rendirá (pagos de renta) y cuándo finalizará el ciclo de la inversión (fecha de vencimiento). No obstante ello, puede deshacerse del título previamente al vencimiento vendiéndolo en el mercado secundario. Ejemplos de esta clase de instrumentos son los títulos públicos y las obligaciones negociables.

Además de los títulos tradicionales, existen otros instrumentos denominados derivados, cuyo precio depende de un activo subyacente. El activo subyacente es un instrumento de renta fija, de renta variable u otro activo financiero. Esta modalidad operativa se utiliza como cobertura para limitar posibles pérdidas. Dentro de los derivados se incluyen las opciones y los futuros.

Fuente: http://www.bcba.sba.com.ar/