Ir a…
RSS Feed

MINCYT y Cancillería coordinan acciones en el lanzamiento del Programa Exportar Conocimiento


ARGENTINA (Abril 28 de 2021).  El secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, Diego Hurtado, se reunión con autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto con el fin de articular acciones en el marco del Programa Exportar Conocimiento.

La reunión se realizó junto al Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Embajador Jorge Neme; el subsecretario de promoción y comercio de inversiones, Embajador Pablo Enrique Sívori; el presidente ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Usandivaras, la directora nacional de Promoción de la Política Científica, Karina Pombo y la coordinadora del Programa Exportar Conocimiento, María José Haro Sly, ambas del MINCyT.

En su conformación, el Programa Exportar Conocimiento declara un doble objetivo: “fomentar el desarrollo científico-tecnológico y la innovación a través del apoyo y la promoción de agendas orientadas a la agregación de valor, y contribuir al incremento de las exportaciones y la generación de divisas a través de un modelo de desarrollo que añada incrementalmente valor agregado a la producción nacional”. Por su parte, la Cancillería argentina presentó el 14 de abril del corriente el Plan de Promoción de Exportaciones 2021, “que comprende 657 acciones comerciales, entre ellas ferias, misiones y rondas de negocios”, a realizarse en el transcurso del año.

Es por ello que autoridades de ambos organismos nacionales se reunieron con el objetivo de coordinar y trazar estrategias que apunten a ampliar el potencial exportador científico-tecnológico argentino. Hurtado afirmó, “desde el MINCyT estuvimos trabajando varios meses en el Programa Exportar Conocimiento. La idea empezó como un relevamiento de potencialidades”.

Jorge Neme explicó la necesidad de orientar el sistema científico tecnológico a la resolución de problemas concretos y su aplicación en desarrollos que permitan un modelo productivo más sustentable. Habló de la cooperación en biotecnología para mejorar la producción de soja y reducir el consumo de agua y los efectos de la contaminación.

Hurtado expresó que “comunidad científica en la pandemia demostró la capacidad de dar una respuesta rápida, permitió generar tecnologías, como el barbijo de CONICET que tiene potencial de exportación y sería uno de los ejemplos más sencillos. Después están los kits de diagnóstico rápidos moleculares que son tema de consulta y abren la posibilidad de exportación y son realizados por empresas que emergieron del CONICET y tuvieron financiamiento del MINCYT para sus desarrollos”“Hay un potencial de exportaciones de alto valor agregado pero falta logística exportadora, de ahí la necesidad de articulación con Cancillería”, resumió el Secretario de Planeamiento y Políticas en CTI.

Por su parte, Pablo E. Sívori, apuntó a trabajar junto al MINCyT para atender la agenda exportable ya sea de productos o servicios y “generar capacidades de las empresas en términos de comercio exterior”. En este sentido propuso que desde el MINCyT se “prioricen sectores o actividades que puedan exportar, por desarrollo de producto y capacidad de producción, y nosotros hacemos inteligencia de mercado y vemos si es de posicionamiento o de ampliación de producción”. Y agregó, “partimos de un producto exportable y generamos el servicio de comercio exterior (…) podemos hacer acciones de posicionamiento y vinculación con empresas de otros países”.

Juan Usandivaras coincidió con Hurtado al manifestar que “la pandemia hizo aparecer capacidades que rápidamente se fueron articulando para llegar a mercados externos”. Respeco al rol de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, planteó la posibilidad de identificar mercados y realizar inteligencia comercial, capacitando empresas y acompañandolas en el desarrollo de un plan de negocios internacionales; estimular su presencia en ferias internacionales o atraer compradores.

La Coordinadora del Programa Exportar Conocimiento, María José Haor Sly, sostuvo que hoy “estamos relevando las capacidades que hay en Argentina, que concentra una proporción alta de inversión I+D en ciencias básicas por eso es un desafío orientar la I+D, potenciar desarrollos concretos, escalarlos y generar exportaciones tecnológicas. Apuntó a que “la tecnología Argentina tiene mucho potencial en Latinoamérica, África, y Asia y en nichos en el mundo desarrollado”. Y que habría que “identificar demandas de mercado en términos tecnológicos de potenciales desarrollos argentinos y financialos para escalar la producción y exportar valor”.

Por su parte, Karina Pombo sostuvo: “nosotros tenemos el programa RAICES que está haciendo un trabajo muy importante de vinculación para que los científicos de las redes formen parte de la política de ciencia y tecnología argentina, y creemos que son estratégicos para mostrar lo que se hace en Argentina. Nuestra ventaja es la comunidad científica en el exterior”.

Hurtado se refirió a que el objetivo es financiar desarrollos con potencialidad exportadora, “Hoy tenemos la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que regula el crecimiento gradual y progresivo de la función ciencia y tecnología, y queremos llevarla al 1% para el 2032. La Ley que se aprobó nos tiene que permitir traccionar inversión privada; estamos pensando en traccionar instrumentos de ciencia y tecnología para la asociatividad y generar proyectos que puedan ser escalados y exportados. Exportar valor agregado es exportar conocimiento”.

Por último, Hurtado señaló en relación al Programa Exportar Conocimiento que “la oferta exportadora es el punto de llegada. Financiar e impulsar desarrollos pero saber qué es lo que hay para mostrar es una de las metas del Programa que también tiene que ver con cambiar una imagen y una cultura. Para nosotros es clave, producto por producto, generar casos testigo que funcionen. Para nosotros la palabra clave es coordinar entre el Ministerio de Desarrollo Productivo, el MINCyT y Cancillería”.

Neme sostuvo “la importancia de generar una política de comunicación internacional que muestre las capacidades y el potencial de Argentina como una potencia tecnológica en América Latina. Hay que llegar a todo el mundo y construir esa imagen de la Argentina tecnológica”.

La presentación del Programa Exportar Conocimiento incluyó también la coordinación con la Subsecretaria de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a cargo de Gustavo Alejandro Dzugala. En la reunión se habló de potenciar y articular con las distintas áreas de la Cancillería la política tecnológica de Argentina.

Para más Información: www.argentina.gob.ar/ciencia/noticias

Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina

Etiquetas: